Viernes, 25 Marzo 2022 18:37

Octubre Rosa

 Nota 2

OCTUBRE ROSA

Desde 1983, cada 19 de Octubre se conmemora  el Día Mundial de la Lucha contra el Cáncer de mama, con el objetivo de crear conciencia sobre la importancia de realizar los controles anuales que permitan un diagnóstico oportuno. Años más tarde la Organización Mundial de la Salud (O.M.S.) propone a  Octubre como mes “Rosa“.

El cáncer de mama es consecuencia de un crecimiento rápido y desorganizado de las células que revisten las distintas estructuras de la glándula mamaria que ,si no se diagnostica tempranamente, puede avanzar a otras partes del cuerpo a través de los ganglios linfáticos. En Argentina se estima que 1 de cada 8 mujeres desarrolla la enfermedad en algún momento de su vida. Si bien la edad de mayor frecuencia de aparición es en mayores de 50 años hoy se sabe que cualquier mujer a cualquier edad puede desarrollarlo; y también, que ya no es algo exclusivo del sexo femenino, ya  que 1 de cada 100 hombres puede padecerlo.

Es cierto que la enfermedad no puede evitarse y, como es asintomáticas en sus inicios, el diagnostico precoz es la clave fundamental para prevenirla. De esta manera, la Sociedad Argentina de Mastología (SAMAS) recomienda realizar una mamografía anual a partir de los 40 años en las mujeres que no tengan antecedentes en su familia y, en aquellos que los tengan, se sugiere iniciar con los controles 10 años de la edad de diagnóstico.

Se reconocen varios síntomas, el más frecuente es la palpación de un tumor o nódulo en la mama, pero también podemos encontrar retracciones o hundimientos en la piel o pezón, derrame de sangre por pezón, así como también cambios en la coloración o palpación de un bulto en la región de la axila. Es importante que ante cualquiera de estos signos o síntomas la mujer pueda consultar tempranamente a su ginecólogo/a de referencia.

Ahora bien, ¿Qué rol tiene el autoexamen mamario? Sin dudas es una herramienta importante dado que la mujer puede conocer sus mamas y es importante que se enseñe y explique cómo hacerlo correctamente pero, no reemplaza a la realización de una mamografía, ya que al tacto es posible detectar nódulos y tumores de 1cm de diámetro y, en esta instancia, estamos frente a un cuadro más complejo que ya no pertenece al estadio inicial asintomático como antes hacíamos referencia.

El diagnóstico de cáncer de mama es un acontecimiento que cambia la vida de cualquier mujer, es un momento en el que afloran fuertes sentimientos y miedo dado el impacto de la noticia y la incertidumbre que ello acarrea. Es importante que la mujer este siempre acompañada e informada por un equipo multidisciplinario, dado que gracias al diagnóstico temprano el 90 a 95% de los canceres pueden curarse. No existen recetas magistrales, cada tratamiento es acorde a cada caso en particular. Existe el tratamiento quirúrgico,  radio o quimioterapia y el tratamiento hormonal con fármacos que en situaciones especiales evitarán la recidiva del tumor, pero para esto es necesario armar un rompecabezas previo donde cada pieza es fundamental. Lo importante es que con el tiempo, con el advenimiento de nuevas tecnologías y el conocimiento humano, el tratamiento centrado en la onco – estética prima sobre los pasados tratamientos radicales mutiladores, aun teniendo mejores resultados. 

“(..) Hoy el cáncer no es el fin, mi cicatriz es hoy mi medalla de honor (…)” son palabras de Elma B., una guerrera que nos enseña a luchar juntas. Contrólate, realiza tus controles anuales.

Visto 51 veces